LA IMPORTANCIA DE TOMAR EL PAPEL DE LA MUJER

Pocas veces nos damos a la tarea de ver el absurdo de nuestro propio comportamiento.

Trenzas, tacones, brassiere, vestidos y hasta bailar en un tubo.
¿Por qué estos 5 hombres se empeñan en ser mujeres semana tras semana? Sus motivos son varios.

 

Las hijas del aztlán_1

 

Las Hijas del Aztlán es un cabaret sobre machismo y feminismo a la vez. No, ninguno de ellos es machista, y el hecho de que puedan o no ser feministas aún está en debate. Pero la naturaleza de un cabaret es siempre transgredir, incomodar, sorprender, sacarte de tu zona de confort, empezando por el actor, siguiendo por el público y terminando, idealmente, en la sociedad. Han pasado 10 años desde que ellos comenzaron el proceso de su propia deconstrucción, de reconocer un par de actitudes y formas de pensar que los llevaron a la cárcel en primer lugar. Hoy que están fuera son libres de explorar el difícil reconocimiento tanto de sus conductas como de las consecuencias que ellas conllevan y subyacen. Por supuesto, el requisito principal para ser parte de la Compañía de Teatro Penitenciario es tener toda la disposición de ser alguien más que no sea uno mismo.

 

Las hijas del aztlán_2

 

Es esto mismo lo que desemboca en su siguiente motivo, el cual es sentir a flor de piel lo que está sucediendo en el mundo y en ellos mismos. A menudo nos abruma el absurdo comportamiento del presidente, el vecino, el desconocido, el medio-oriental; pero pocas veces nos damos a la tarea de ver el absurdo de nuestro propia conducta. Volteamos alrededor y juzgamos, mas no volteamos al interior y corregimos. Y es que para corregir primero debemos saber qué es lo que está mal, y en esta sociedad, muchas veces la única forma de lograrlo es, precisamente, ser la víctima de tus propios actos. Cosa que nos lleva a otro de sus motivos.


Ya que reconoces lo que eres y sientes lo que fomentas, lo que sigue es generar un cambio. Su trabajo en el escenario, más allá de hacer reír, es entender y hacer entender. Y así como a las mujeres les toca hablar de feminismo y crear conciencia, a los hombres les toca hablar de machismo y cambiar los propios paradigmas que durante siglos nos han estado intoxicando y autodestruyendo. No queremos saber quién es el sexo superior o quién ha sido la peor víctima. Queremos vivir en armonía.

Las hijas del aztlán_3

 

No se trata de la extravagancia del uso del brassiere o el baile del tubo. Estrictamente hablando, su objetivo no es convertirse en mujeres semana tras semana, sino convertir sus actuaciones en acciones. Hacer que las palabras de ese libreto lleguen al corazón de tantas personas como les sea posible, pues descubrieron que su mensaje desgraciadamente no es sentido común, y que no se vale quejarse de una situación que nosotros mismos provocamos.

 

imagen miniatura
Las Hijas del Aztlan

Eventos relacionados